Skip links

Aumenta el fraude en el alquiler por parte de inquilinos y propietarios

Las falsificaciones y delitos en el mercado de alquiler

En los últimos años, el mercado de alquiler en España se ha vuelto cada vez más competitivo y exigente, debido en parte a la escasez de viviendas y los crecientes precios. Esta situación ha llevado a un aumento preocupante de prácticas fraudulentas por parte de propietarios y de inquilinos. 

Los delitos y falsificaciones son tanto de inquilinos como de propietarios

Un informe reciente de Valencia Bienes Raíces revela que tanto inquilinos como propietarios están recurriendo a nuevas formas de fraude. Por un lado, propietarios que alegan falsas necesidades para recuperar propiedades y alquilarlas a un precio superior, pedir créditos y hacer compras con los datos personales de los inquilinos. Por otro lado, inquilinos que manipulan sus datos laborales para aparentar una solvencia económica que no poseen.

Según datos recientes de la correduría de seguros inmobiliarios
 Arrenta, este tipo de delitos por parte de inquilinos se ha duplicado desde 2023, alcanzando ya el 10% del total de operaciones de alquiler ante la desesperación de los inquilinos de acceder a un alquiler de cualquier forma.

Este aumento alarmante en la falsificación documental no solo pone en riesgo la seguridad y transparencia del mercado de alquiler, sino que también plantea serios dilemas éticos y legales. Según un informe de Legálitas, las penas por falsificar documentos pueden variar desde multas hasta dos años de prisión, dependiendo del grado de falsedad y el uso de los documentos falsificados.

Desde el lado de los propietarios, los estafadores solicitan documentos como el DNI y una nómina, y con ellos pueden pedir préstamos o financiación para adquirir productos tecnológicos haciéndose pasar por la víctima, lo que podría dejarlos incluso sin sus ahorros.

Pidieron un préstamo de 6.000 euros con una nómina, nombre y DNI fotocopiado

Inés, una arrendataria en Madrid, enfrentó un caso serio de fraude y suplantación de identidad que comenzó con el proceso de búsqueda de un nuevo piso. Los estafadores, utilizando un anuncio falso en un portal inmobiliario, recopilaron sus datos personales, incluyendo su nómina y DNI, bajo la falsa premisa de necesitarlos para verificar su viabilidad económica. Este engaño culminó en un crédito no autorizado a nombre de Inés, lo que la llevó a una situación angustiante de posible inclusión en listas de morosos, afectando su crédito futuro.

Este incidente subraya la vulnerabilidad de los inquilinos en el mercado de alquiler, donde los estafadores aprovechan la urgencia y la necesidad de vivienda para fraudes. Además, destaca la importancia de la seguridad y transparencia al proporcionar información personal y la necesidad de verificar la legitimidad de los anuncios y los contactos.

Lee más sobre esta historia.

Una solución a esta problemática

En respuesta a esta problemática, HeyBlas, está a punto de lanzar su nuevo e innovador producto, el Pasaporte de Inquilino. Diseñado específicamente para combatir y prevenir el fraude en el mercado de alquiler

Heyblas ha sido seleccionado como una de las “Mejores Ideas del Año” por El Mundo en su área de actualidad económica.

¿Qué es el Pasaporte de Inquilino?

El Pasaporte de Inquilino es una herramienta digital que facilita la verificación de la identidad y la información financiera de los inquilinos de manera segura y eficiente. Para realizar este proceso, utilizamos tecnología usada ya por más de un millón de usuarios de la mano de partners como Fintonic, lo que garantiza un proceso 100% fiable sin necesidad de que el inquilino comparta documentos sensibles como nóminas o contratos laborales, y a su vez ofrezca plenas garantías a los propietarios.

Este producto no solo elimina la necesidad de papeleo extenso, sino que también protege los datos personales sensibles, evitando que caigan en manos equivocadas.

Beneficios clave del Pasaporte de Inquilino

  1. Seguridad aumentada para propietarios e inquilinos: Mediante la verificación directa con bancos, se asegura la autenticidad para el propietario de la información financiera dada por el inquilino, al tiempo que protege a los inquilinos de tener que compartir documentos sensibles que podrían dar pie a fraudes.
  2. Olvídate del papeleo:  Todo el proceso se realiza online en pocos minutos, eliminando la necesidad de intercambiar múltiples documentos físicos o digitales.
  3. Confianza entre partes: Los propietarios pueden sentirse más seguros al saber que la información presentada ha sido verificada y es confiable, lo que reduce el riesgo de impagos y fraudes.
  4. Acceso a Mejores Viviendas: Para los inquilinos, usar el Pasaporte de Inquilino puede aumentar sus posibilidades de ser elegidos para el piso que desean, al demostrar de manera transparente y verificable su solvencia económica.