Skip links

Avalista Personal vs Fiador

¿Qué es un avalista personal y solidario?

Tabla de contenidos

Definición de avalista personal y solidario

Un avalista personal y solidario es una figura legal en la que una persona (el avalista) se compromete ante un acreedor a cumplir con una obligación, en caso de que el deudor principal no lo haga. Esto es común en los contratos de préstamos, arrendamientos u otros tipos de acuerdos financieros. El término “solidario” indica que el avalista puede ser requerido para pagar la totalidad de la deuda inmediatamente si el deudor falla en su compromiso, sin que el acreedor tenga que agotar primero los bienes del deudor.

Funciones de un avalista

El rol principal de un avalista es proporcionar una garantía adicional al acreedor. Actúa como una “seguridad” para el acreedor, asegurando que el préstamo o las obligaciones del deudor serán satisfechas de una forma u otra. En la práctica, esto significa que el avalista debe estar preparado para asumir la deuda en caso necesario.

Diferencias entre avalista y fiador

Aunque ambos términos suelen usarse indistintamente, hay diferencias clave:

  • Avalista: Suele comprometerse solo hasta un cierto límite y su responsabilidad puede estar sujeta a condiciones.
  • Fiador: Generalmente, es responsable de la totalidad de la deuda desde el principio y ofrece garantías más amplias al acreedor.

Riesgos para el avalista

Ser avalista implica riesgos significativos. Si el deudor principal incumple, el avalista es legalmente responsable de pagar la deuda. Esto puede afectar su crédito y su estabilidad financiera. Además, puede resultar en la pérdida de bienes personales si necesita liquidar activos para cubrir la deuda.

Consideraciones antes de convertirse en avalista

Antes de aceptar ser avalista, es crucial:

  • Evaluar la capacidad de pago del deudor principal.
  • Considerar la relación personal con el deudor.
  • Estar consciente de la totalidad de la obligación financiera.
  • Tener en cuenta las propias capacidades financieras y la posibilidad de afrontar la deuda.